Año Conmemorativo

El pasado día 15 de noviembre de 2015, al finalizar el último día del Triduo Estatutario en Honor a María Santísima de la Estrella, se Aperturó el Año Conmemorativo del 60 Aniversario de la Bendición y del X Aniversario de la Coronación de María Santísima de la Estrella.

Unos hermosos versos, extraídos del Pregón Extraordinario que se celebró con motivo del Año Jubilar de María Santísima de la Estrella, cuya Coronación Piadosa fue celebrada en la Capilla de la Purísima Concepción el 19 de noviembre de 2005, abrieron este año conmemorativo.

“La Bendición y la Coronación son dos de los hitos más sobresalientes en la corta pero muy intensa vida de esta Hermandad, y como buenos hijos de la más bella y benevolente Madre hemos de celebrarlo intensamente cuando se cumplen diez años de tan hermosos acontecimientos. Hemos sido convocados para rezarle postrados a sus divinas plantas, y para abrir un año, que comienza el 15 de noviembre y terminará Dios mediante el próximo 8 de Diciembre de 2016, en el que tendremos oportunidad para celebrar y dar gracias por estos maravillosos 12 lustros que han servido para marcar en nuestros corazones que María Santísima de la Estrella es la Reina de nuestras vidas, y darle gracias por estar siempre a nuestro lado en sus alegrías y en sus dolores, en sus luces y sinrazones”.

Durante este tiempo de conmemoración tendremos la oportunidad de realizar actos que rememoren en cada uno de los pilares básicos de la vida de la Hermandad, Caridad, Cultos, Formación y Manifestación Pública de nuestra Fe. En definitiva valorar la influencia de María de la Estrella en la vida de sus cofrades.

Como culmen en este Año de celebración se le hará entrega a María de la Estrella del regalo de la Toca de Sobremanto.

Un regalo que, como la Corona que ceñimos hace 10 años a sus benditas sienes, pretendemos que salga de donativos de sus cofrades y devotos, independientemente de la cuantía de la aportación, que siempre será muy agradecida. Con la ayuda de todos conseguiremos ofrecerle un regalo acorde con el amor que le profesamos a María de la Estrella.

¡…es tan dulce saberte muy cerca!.

¡Es tan bello sentirte tan Madre!

Que mi trémulo labio,

 no sabe de tu amor la dulzura cantar.

En tu nombre se encierra poesía

De tu rostro la luz me enamora,

Y a mi alma pequeña le roban

tus delicias de amor maternal.

Si te miro me siento mirado,

Si te invoco tú secas mi llanto

Si te pido cobijo,

 tu manto me resguarda del mundo y del mal.

Como Madre tu cuidas mis pasos,

Cuando río feliz cuando duermo,

Cuando lloro y hasta cuando enfermo,

Siento cerca tu amor sin igual.

Dame Virgen honrar tu blancura,

Dame Reina sentir tu grandeza,

Dame Madre tener siempre cerca

Tu mirada de amor y piedad.

Animar a todos a que disfrutemos este año intenso que tenemos por delante en el que conmemoramos tanto: 800 años de vida de la comunidad dominicana, el año Jubilar de la Misericordia, y el LX aniversario de la Bendición de María Santísima de la Estrella y X de su Coronación como Reina y Señora de nuestros corazones.