La fiesta de la Inmaculada Concepción reúne a los hermanos de la Estrella con las RR.MM. Dominicas

María Stma. de la EstrellaJuntos al lado de María. Así han celebrado los hermanos de la Estrella la festividad de la Inmaculada Concepción que han acudido a la Iglesia Conventual de la Purísima Concepción para acompañar a las RRMM Dominicas en un día muy especial para la comunidad. Además, hoy también ha querido estar con la Hermandad el próximo pregonero de la Estrella, D. Ramón Molina Navarrete que se ha desplazado desde Úbeda, localidad donde reside, para rezar con los cofrades dominicos.

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, lamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La Virgen se llamaba María.

Entró el ángel a donde ella estaba y le dijo:”Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba qué querría decir semejante saludo.

El ángel le dijo:”No temas, María, porque has hallado gracia ante Dios. Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo; el Señor Dios le dará el trono de David, su Padre, y él reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reinado no tendrá fin.”

Ramón Molina Navarrete, pregonero de la Estrella 2012

María le dijo entonces al ángel:”¿Cómo podrá ser esto, puesto que yo permanezco virgen? El ángel le contestó: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo que va a nacer de ti, será llamado Hijo de Diod. Ahí tienes a tu parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un hijo y ya va en el sexto mes la que llamaban estéril, porque no hay nada imposible para Dios”. María contestó: “Yo soy la esclava del Señor; cumplase en mí lo que me has dicho”. Y el ángel se retiró de su presencia. (Lucas 1, 26-38).

Deja un comentario