Una Estrella de amor y esperanza

Tres días de oración al lado de María Stma. de la Estrella han servido para unir a los hermanos de la Cofradía ante la Madre de Dios. Así se ha vivido el Triduo en Honor a nuestra Advocación Mariana que ha sido predicado por D. Vicente Esplugues Ferrero, sacerdote misionero de la Fraternidad “Verbum Dei”.

En el útimo día del triduo, como es habitual, se entregaron las insignias de las manos de Jesús de la Piedad a los cofrades que han cumplido 25 años como hermanos. Un bonito recuerdo para aquellos que siguen fieles tras un cuarto de siglo en el nomenclator de la Hermandad.

Deja un comentario