VENTANA DE FORMACIÓN Nº 16. MARZO 2018

EDITORIAL

Y llegó, como llega siempre. El mes de los meses, el mes que contiene la Semana más apasionante y apasionada de todo cofrade. Llega la Semana Santa, nuestra Semana Mayor. En esta ventana de formación queremos compartir con todos vosotros las emociones, vivencias y significado de la Semana Santa y por supuesto todo lo que engloba para nosotros, los Cofrades y Cristianos, esta Semana tan importante. No solo por la salida a la calle, dando testimonio de fe, de nuestra Imágenes Titulares a las que tanta devoción les tenemos sino a todo lo que rodea esta excitante Semana.
Como sabéis, terminada la Cuaresma, tiempo de conversión interior y de penitencia, ha llegado el momento de conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Para ello vamos a intentar hacer un recorrido por nuestra Semana de Pasión.

Os invitamos a vivirla.

DOMINGO DE RAMOS:
Día grande para los Cofrades de Jesús de la Piedad y María Santísima de la Estrella pues nos disponemos a recorrer las calles de nuestro Jaén declarando nuestro Amor infinito a Dios que se hizo hombre para salvarnos, reflejado en la devoción a nuestros Titulares. Pero además de nuestra procesión hay más símbolos a tener en cuenta. En la Eucaristía que celebramos previa a la salida procesional a las 10 de la mañana, nuestro Capellán D. Blas procede a la bendición de la Palmas y Olivo conmemorando la entrada de Jesús en Jerusalén. Posteriormente y ya en la Eucaristía, La liturgia de la Palabra del Domingo de Ramos nos trae cada año, como elemento principal, la lectura del relato de la Pasión de uno de los Evangelios sinópticos recordándonos que la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte se ha conseguido a través de su entrega amorosa hasta dar la vida.
Ni que decir tiene que nuestra procesión o nuestro desfile procesional es una prolongación de esta Eucaristía de la mañana.

MARTES SANTO:
Otro día que tiene características diferentes al resto de días de la Semana Santa que lo hacen digno de mención. Es el día en el que en Jaén se celebra la Misa Crismal (Missa chrismatis), donde se bendice los tres tipos de aceite Santo: Por un lado El Santo Crisma usado en el sacramento del bautismo y la confirmación. También en la ordenación de obispos y presbíteros. El óleo de los Catecúmenos: usado para ungir a los que están preparándose para el Bautismo y el óleo de los enfermos: usado en el Sacramento de la unción de los enfermos antes llamado extremaunción. Además en esta Eucaristía los sacerdotes renuevan los votos que hicieran en su ordenación sacerdotal tales como obediencia, castidad y celibato y pobreza.

TRIDUO PASCUAL: Se conoce como Triduo Pascual a los tres días en que los católicos celebran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, comprende los siguientes días:

JUEVES SANTO:
En este día se instituye la Eucaristía que se prolonga en el “monumento” que se vela al Señor toda la noche hasta el Viernes Santo. También celebramos la Última Cena en la que Jesús ofreció, con el Pan y el Vino, su Cuerpo y su Sangre al Padre, y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya. En este día se celebra el Mandamiento Nuevo en el signo del lavatorio de los pies que podemos considerarla como expresión de esa misma entrega como servicio a Dios y a los hermanos y la institución del Sacerdocio Ministerial.

VIERNES SANTO: Celebramos la Pasión y Muerte, Liturgia de la palabra y se realiza la lectura de la Pasión. Oración Universal y se realiza la adoración de la Cruz y el rezo de la Comunión (único día del año en que no se celebra Eucaristía). En este día se comulga con el Señor Reservado en el “monumento”

SÁBADO SANTO (VIGILIA PASCUAL):
En este día se adora la Cruz desnuda. El altar desnudo simboliza el sepulcro de Jesús. La Iglesia en silencio ora y espera la Resurrección. El sábado es día de meditación y de reposo, de paz y de descanso, sin misa ni comunión. Está constituida por una larga celebración de la palabra que acaba con la eucaristía. Se inicia el acto con una hoguera. Se enciende el Cirio Pascual que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá prendido hasta el día de la Ascensión, cuando Jesús sube al Cielo.
a) La liturgia de la luz
Se desarrolla de noche, fuera del templo, en torno al cirio, símbolo de Cristo, al que siguen los bautizados con sus velas encendidas.
b) La liturgia de la palabra
En esta segunda parte se describe la historia de la salvación. Son fundamentales las lecturas del Génesis (creación), Éxodo (liberación de Egipto), Profetas (habrá una nueva liberación) y Evangelio (proclama de la resurrección).
c) La liturgia del agua
La tercera parte celebra el nuevo nacimiento. Se desarrolla especialmente cuando hay bautismos, sobre todo de adultos.
d) La liturgia eucarística
La eucaristía es la cumbre de la vigilia. Los recién bautizados participan activamente en la oración universal, procesión de ofrendas y comunión.
Este día termina en alborozo por la noche, porque Jesús resucitó y el sonar de las campanas de las distintas iglesias de la ciudad.

DOMINGO DE RESURRECCIÓN:
El Domingo de Resurrección o de Pascua es la fiesta más importante para todos los católicos, ya que con la Resurrección de Jesús es cuando adquiere sentido toda nuestra religión.
Cristo triunfó sobre la muerte y con esto nos abrió las puertas del Cielo. En la Misa dominical recordamos de una manera especial esta gran alegría. Cuando celebramos la Resurrección de Cristo, estamos celebrando también nuestra propia liberación. Celebramos la derrota del pecado y de la muerte.
En la resurrección encontramos la clave de la esperanza cristiana: si Jesús está vivo y está junto a nosotros, ¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede preocupar?

PARA REFLEXIONAR:

¿Nos hemos preparado durante la cuaresma lo suficientemente bien como para vivir una Semana Santa exenta de folclorismo centrada en el mensaje de Cristo?

¿Voy a participar activamente en los cultos de esta Semana Santa?

Desde esta ventana de formación os animamos a vivir una Semana Santa llena de Pasión, de Evangelio Vivo y a participar plenamente en ella.

Los horarios del Triduo Pascual en nuestra Iglesia de la Purísima Concepción de las RRMM Dominicas es Jueves Santo: 17:00 h., Viernes Santo: 19:00 h. y Vigilia Pascual (Sábado Santo): 22:00 h.